Adelgaza

Adelgaza con 8 Tácticas Masculinas Santa Cruz De Tenerife Canarias

¿Sabías que los hombres pueden perder peso más fácilmente que las mujeres? ¿Por qué no adoptas todas las estrategias masculinas para olvidarte de esos kilitos de más? Conoce las 8 tácticas masculinas para adelgazar...

Compañías Locales

Adelgaza no promueven las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
Suarez Martin Maria Teresa
922284499
San Francisco 9
Santa Cruz De Tenerife, Canarias

Esta Información es Proveída por
Colegio Oficial De Graduados Sociales De Santa Cruz De Tenerife  
922245834
Veinticinco De Julio 19
Santa Cruz De Tenerife, Canarias

Esta Información es Proveída por
Chrisanaima  
922204452
Calderon De La Barca 6
Santa Cruz De Tenerife, Canarias

Esta Información es Proveída por
Curbelo Casanova Jessica
922299178
Ruiz De Padron 18
Santa Cruz De Tenerife, Canarias

Esta Información es Proveída por
Distincion Peluqueros S.L.  
922286067
General Franco 106
Santa Cruz De Tenerife, Canarias

Esta Información es Proveída por
Tabares De La Cruz Maria Isabel
922249148
Alvarez De Lugo 51
Santa Cruz De Tenerife, Canarias

Esta Información es Proveída por
Centro De Belleza Loe Marina S.L.  
922236677
Fragata Danmark 
Santa Cruz De Tenerife, Canarias

Esta Información es Proveída por
Gonzalez Gomez Maria Elena
922282265
Robayna 17
Santa Cruz De Tenerife, Canarias

Esta Información es Proveída por
Gonzalez Varela Maria De Las Nieves
922229404
San Juan Bautista La Salle 2
Santa Cruz De Tenerife, Canarias

Esta Información es Proveída por
Arrocha Herrera Davinia
922290477
General Serrano 3
Santa Cruz De Tenerife, Canarias

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Adelgaza con 8 Tácticas Masculinas

El cuerpo masculino no se encuentra predispuesto a almacenar grasa en sitios estratégicos como caderas, vientre y muslos, tal como sucede en la anatomía femenina la cual se desarrolla distinta debido a la posibilidad de tener bebés. Los hombres tampoco tienen que lidiar con cambios hormonales cada mes. Sin embargo, esto no es todo, lo que realmente sucede es que el sexo masculino no está cuidando cada caloría que se come y no vive obsesionado con su figura.

Ciertamente son vanidosos, pero no al grado de las mujeres, quienes nos sometemos a todas las dietas que se atraviesan en nuestro camino, con la única finalidad de conseguir la "anatomía ideal".

1- Cambia de vida: No está mal seguir un régimen alimenticio, pero hay límites que las mujeres sobrepasamos con singular alegría. Para perder peso y mantenerlo hay que cambiar de hábitos, pues la mayoría de las dietas te adelgazan mientras las sigues, pero en cuanto vuelves a la vida normal, la báscula se ríe de ti al mostrarte que has vuelto a inflar como un globo y que has ganado más kilos de los que tenias al inicio. Como ves, la solución para perder 5 kilos en un mes es modificar tus costumbres alimenticias. Sigue tácticas de los hombres, tal vez esas cosas que te desquician de ellos se pueden convertir en tus aliadas y te otorguen esa figura tan ansiada. Sin duda alguna, la premisa es no obsesionarte con bajar de peso.

2- No mires la báscula:¿Alguna vez has visto a un hombre subido en una báscula? Dile adiós a esa matinal tortura. A poco no es un suplicio intentar poner el dedo del pie en la báscula, y cuando logras pararte completamente en ella, notas con gran desilusión que aunque comiste tres lechugas el día anterior y pasaste 3 horas matándote en el gimnasio. Si haces ejercicio estás fortaleciendo los músculos, y por si no lo sabías éstos tienen peso, así que posiblemente luzcas más delgada aunque peses más.

3- No cuentes tus porciones de Alimento: Una mujer debe ingerir una dieta de 1800 calorías diarias, por lo tanto tienes que estudiar -como si estuvieras en la escuela- las interminables listas de grupos de alimentos, aprender a mezclarlos unos con otros y comer las raciones adecuadas de cereales, carnes, leche, grasas y azúcares. ¡Qué martirio, y si no eres buena con las matemáticas, peor aún! ¿Tu galán cuenta sus porciones de alimento?, creo que esa idea ni siquiera se ha atravesado por su cabecita. Entonces, ¿Qué hacen? Simple: desayunan como reyes (abundante), comen como príncipes (moderado) y cenan como mendigos (es decir, casi no se les antoja algo de gran tamaño por las noches).

4- Cambia de chip: Las mujeres somos más sentimentales que ellos, le damos vueltas y vueltas a cualquier asunto y solemos sucumbir a la culpa que nos generan las compras compulsivas, al ataque de histeria en la oficina, a la escena de celos cuando tu galán te dijo que deseaba ver el partido con su mejor amigo...¡y entonces comemos! ¡Gran pecado!, pides un postre en la comida, por supuesto de yogurt, porque uno de chocolate ya es pecado mortal. A veces no puedes realizar las 3 comidas y tienes un atracón de chatarras en la oficina; si ellos hacen eso no les causa ningún conflicto como a nosotras. Por ello te sugerimos cambiar el chip y que no te flageles por comer un tazón de chicharrones o un postre. Eso sí, algo importante: por lo regular los hombres no pican entre comidas.

5- Olvida contar calorías: Seguramente te vas al súper con una calculadora y tu lista de comidas, podrías ganar la marca de la mejor inspectora de alimentos altos en calorías. Es momento de eliminar dichas reglas de tu cabecita, nunca más vuelvas a revisar las calorías de lo que comes. ¿Has visto a un hombre perder su tiempo así en el súper? No, ¿verdad? Eso sí, tampoco son fanáticos de los productos light, y tú sobrepasas con frecuencia tus raciones porque estás consumiendo alimentos bajos en calorías, es decir, terminas duplicando o triplicando las porciones, así que piénsalo 2 veces antes de tomarte 3 refrescos de dieta.

6- Un plan intensivo: Hay algo que hacen obsesivamente: pasan horas y días en el gimnasio o practicando algún deporte. Por lo general, los hombres hacen ejercicios cardiovasculares, pesas y si les da tiempo se echan un chapuzón de media hora en la alberca. En cambio, las mujeres adoptamos una clase semanal de aeróbicos como preferida. O de Pilates ahora que están de moda ¡y listo!, ya podemos decir que hicimos ejercicio. Así que lo que debes hacer es volverte constante, ir al gimnasio 5 días a la semana (pero no a realizar trabajo de mandíbulas), pide a los instructores que te preparen un circuito semanal para que tus músculos no se acostumbren a la misma rutina. Los primeros 20 días son los difíciles, una vez que los has sobrepasado, tu cuerpo se habrá acostumbrado al ejercicio y te lo pedirá a gritos, entonces ya no será un tormento ir al gimnasio.

7- La combinación exacta: Apuesta por los deportes masculinos, pero tampoco te olvides de los femeninos. ¿Qué te parece si te animas a nadar o jugar tenis, sin dejar de lado las clases de yoga o tai-chi? Todos en conjunto te harán ganar tono muscular, flexibilidad y además te ayudarán a eliminar las tensiones.

8- Sustitutos perfectos: Elige la carta como hombre

Mujeres

1. barra de granola
2. un yogurt
3. Ensalada de lechuga
4. Refresco de dieta
5. pechuga a la plancha
6. Zanahorias y apio
7. Una gelatina

Hombres

1. Pan tostado con mermelada
2. Nueces de la india
3. Sándwich de pollo
4. Jugo de frutas
5. Un bife con verduras
6. Tazas de palomitas
7. Cereal con leche

#

Haga click aquí para leer más artículos de Naturalinea.com