Adelgaza

Alimentos Light Las Palmas De Gran Canaria Canarias

El siguiente artículo presenta la verdad que usted debe saber a cerca de los alimentos light o bajos en calorías que consume para bajar de peso. Continúe leyendo el atrículo para saber más...

Alimentos Light

Proveído Por:

El primer alimento light llegó a nuestro país en la década de los ochenta, en pleno furor por el aeróbic y los cuerpos hiperdelgados. Su nombre era “Tab”, y se trataba de la versión dietética de la Coca-Cola. Poco después había que pedir un “Diet” para tomar la misma bebida ligera y, más tarde, acabó llamándose “Coca-Cola Light”. Hoy se han subido al carro de los “ligeros”, “bajos en calorías” o “sin azúcar” los yogures, cereales, quesos, mermeladas, mayonesas, caramelos, zumos, ¡hasta las patatas fritas! Desde entonces hasta hoy, la industria de generación de alimentos ha llevado a cabo numerosos estudios con el fin de invadir los supermercados con la máxima variedad posible de dichos productos. El aspartamo, el acesulfame K, el neotame y la sucralosa han pasado a engrosar la lista de ingredientes que aparecen en sus etiquetas, las cuales, poco a poco, van prescindiendo del azúcar y la sacarina. Del mismo modo, los científicos han logrado modificar la estructura química de los ácidos grasos para conseguir robarles algunas de sus muchas calorías.

¿Por qué engordo si los como?

Teóricamente, recibe la denominación light un producto que contiene, en comparación con el original, un 30% menos de calorías. Sin embargo, según el informe realizado por Consumer.es Eroski, más de un tercio de los alimentos de este tipo que pueblan las estanterías de nuestros mercados (a un precio más caro que su equivalente, por cierto) no deberían ser considerados como tales: la reducción del aporte calórico respecto de su alimento de referencia no alcanza la proporción indicada en la etiqueta. Es decir, que es errónea la idea de que los productos light adelgazan o, como mucho, no engordan prácticamente nada. Algo que el consumidor, ávido de perder centímetros sin pasar hambre, ignora y, llevado por tal equivocación, los consume en cantidades excesivas. El resultado es un aumento de peso mayor que si hubiesen optado por las versiones no ligeras de cada producto. ¿Cómo es posible? Pues por el hecho de que los alimentos light compensan la menor cantidad de grasas con más cantidad de azúcar, o viceversa. Y se dan casos en los que, incluso, tienen más calorías. Surge, además, otro fenómeno: según la Food and Drug Administration (FDA, agencia que rige la legislación de alimentación y medicamentos en EE.UU.) algunos productos light estimulan el apetito, ya que envían al cerebro una información equivocada: avisan de que se ha ingerido un alimento pero, como éste no lleva calorías, el cerebro las solicita, y provoca hambre para saciar esa falta. Sólo en el caso de los refrescos la denominación light suele hacer referencia a un aporte casi nulo de calorías. Sin embargo, empiezan a cambiar sus nombres por otros como “Zero” o “Max” para ajustarse, sin problemas, al nuevo reglamento. No bebas más de medio litro al día, ya que puede incrementar tu deseo de comer. Los sectores sanitarios en Europa hacen saltar la alarma sobre la situación que denuncia la experta nutricionista Pilar Llanos, docente de la Fundación Barceló de Palma de Mallorca: que hay niños de 10 años que están siendo diagnosticados de una diabetes, denominada como la “del adulto”, por consecuencia de una alimentación con exceso de azúcar. Y la obesidad infantil va en aumento. La clave para remediarla se encuentra en la parte de atrás de los alimentos, en la información.

Haga click aquí para leer más artículos de ar-revista.com