Adelgaza

Dieta de Eliminación Logroño La Rioja

La dieta de eliminación es una dieta que moviliza los depósitos de grasa del organismo y en una semana se pueden adelgazar hasta cinco kilos. Esta dieta se puede completar con una de mantenimiento durante dos meses más, hasta llegar a perder quince kilos en total...

Compañías Locales

Adelgaza no promueven las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
Maria Luisa Esparza Encina
941 229 441
Gran Vía 4 Ent. 6
Logroño, La Rioja
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
NATURHOUSE
941581950
Avenida Club Deportivo, 52.
Logroño, La Rioja
 
CLÍNICA JORGE VIGÓN
941252519
Avenida Jorge Vigón, 35 - 1º
Logroño, La Rioja
 
CLÍNICA DOCTOR ÍÑIGO GASTÓN
941490505
Calle San Antón, 12 - 1º izq
Logroño, La Rioja
 
DRA. Mª LUISA ESPARZA ENCINA
941229441
Gran Vía Rey Juan Carlos I, 4 - entl.
Logroño, La Rioja
 
N.O.B.E.X.
94126152
General Vara de Rey, 11 - 1º A.
Logroño, La Rioja
 
MASSANA
941 249054
C/ Calvo sotelo, 32 bajo
Logroño, La Rioja
 
CENTRO HOLÍSTICO DE NATUROPATÍA
941260379
Avenida Jorge Vigón, 34 - 1º dcha..
Logroño, La Rioja
 
SCITEC NUTRITION RIOJA
941 246710
Villamediana nº 18
Logroño, La Rioja
 
Clínica Medicina Estética Miguel Angel Sainz Benito
941 205 933
Gran Vía, 61-63; 1ºG .
Logroño, La Rioja
 
Esta Información es Proveída por

Dieta de Eliminación

La dieta de eliminación es una dieta disociada. Esto significa que no se puede tomar más que un tipo de alimento en cada comida.
No se trata de una mono dieta, sino de no mezclar alimentos en las comidas principales del día.

Consumiendo un solo tipo de alimento cada día durante una semana se queman las reservas de glucógeno y se produce una mayor eliminación de agua del organismo. A partir de ahí, los depósitos de grasa acumulada se movilizan debido a que los alimentos ingeridos no aportan la suficiente cantidad de energía. Lo importante en una dieta es eliminar la grasa corporal sobrante. Para controlar ese nivel de grasa en el cuerpo se puede utilizar un medidor de grasa corporal, que estudia la cantidad de grasa existente en el organismo según el peso, altura, edad y sexo de las personas.

Plan de eliminación

Esta dieta se realiza sólo durante una semana y aporta un promedio de 1.150 calorías diarias. Resulta obligatorio beber dos litros de agua al día fuera de las comidas y realizar un poco de ejercicio a diario, como pasear o andar en bicicleta.

Conviene recordar que, tanto tomar agua como practicar algún tipo de ejercicio, es beneficioso para la salud, independientemente de estar a dieta o no.

Durante esta semana el desayuno debe ser ligero; un café o infusión con unos palitos de pan y 200 gramos de fruta.

Lunes: Comer a base de verduras. Durante las comidas principales del día se pueden tomar la cantidad y variedad que se desee.

Martes: Comer sólo carne. Preferiblemente a la plancha y sin exceso de grasas.

Miércoles: Tanto en la comida como en la cena se toman dos huevos, aunque de uno de ellos, sólo se puede comer la clara.

Jueves: Este día se puede tomar toda la leche y derivados de la leche que se deseen. Yogures, queso, mantequilla, etc...

Viernes: Todo tipo de pescado. Resulta mejor si se mezcla el azul y el blanco.

Sábado: Es el día de las frutas. Se puede ingerir de toda clase y toda la cantidad que se desee.

Domingo: Es día de fiesta, se puede comer con libertad lo que se quiera, siempre y cuando sean alimentos bajos en grasa y en hidratos de carbono complejos, como la pasta o el pan.

La dieta de eliminación permite realizar hasta 6 mini comidas al día, siempre y cuándo sean eso: minis.

Plan de continuación

Con la dieta expuesta anteriormente se consiguen bajar hasta cinco kilos en una semana. Pero, si lo que se quiere es llegar hasta los quince, es necesario efectuar una dieta de mantenimiento durante dos meses más.

El promedio de calorías durante la continuación es de 1.500 al día. Resulta obligatorio hacer algún tipo de ejercicio, al menos, caminar media hora diaria. A diferencia de la etapa en la eliminación, durante los dos siguientes meses, sólo se pueden hacer cuatro comidas; desayuno, comida, merienda y cena.

El desayuno: Esta comida será la misma todos los días. Media docena de palitos de pan, 40 gramos de queso, 200 gramos de fruta y una infusión.

La comida: Se puede comenzar con una ensalada, ligeramente aliñada. A continuación, hay que tomar 100 gramos de verdura, 100 gramos de carne y 200 gramos de frutas.

La merienda: 40 gramos de queso y una pieza de fruta.

La cena: Ensalada y 100 gramos de pescado. Conviene alternar el pescado con un huevo duro o pasado por agua, dos veces a la semana. De postre una pieza de fruta.

Haga click aquí para leer más artículos de Naturalinea.com